martes, 25 de junio de 2013

Helado de Torta del Casar con Compota de cerezas y lavanda














            Las dudas que se me plantearon a la hora de preparar una receta para el concurso de Cocinando Sabores y Cerezas del Jerte quedaron resueltas al releer las bases (siempre hago una primera lectura tan rápida que se me escapan cosas) y ver que podía presentar dos propuestas de elaboración coquinaria con cerezas. Y claro, no es difícil que empiecen a saltar en mi imaginario particular cosillas como cerezas, gazpacho, migas, caldereta, Torta del Casar, sopas de tomate, repápalos, vino de Pitarra, mimos, perrunillas, las patatas 'encascabelás' de mi abuela, el chorizo -rojo o blanco-, Roscas Floras, el jamón de pata negra, las tortas de chicharrones... productos y platos que han estado muy presentes en mi casa pues toda la rama materna de mi árbol es extremeña. Pues bien, a consensuar debilidades y a lo que iba: tenía ganas de probar unas cerezas en compota con lavanda que tenía por ahí medio hilvanada y pensé -¿qué le pongo al lado? -¡Helado!, un helado, que ha llegado el verano, pero ¿qué helado?. Quería un sabor que contrastase y compitiese pues una compota tan aromática necesitaba una compañía con la que mantenerse en equilibrio. Y me arriesgué, Torta del Casar, un helado de queso de oveja fuerte y cremoso. No hace falta decir más, estoy tan contenta con el resultado que lo tengo escondido en el congelador de casa de mi madre para no acabar con él antes de hora.








Para el helado de Torta del Casar necesitaremos:

6 yemas de huevo (M)
175 g. de azúcar blanco
25 g. de azúcar invertido
200 g. de Torta del Casar
1/2 l. de leche
200 g. de nata de montar
100 g. de queso crema blanco

Y ahora lo primero será blanquear las yemas con el azúcar blanco, cuando estén bien cremosas añadimos la leche y el azúcar invertido, seguimos batiendo hasta que se integren y agregamos la Torta del Casar, batimos bien y, sin parar, vamos vertiendo 100 g. de nata. Ponemos a cocer al baño maría a fuego medio, sin dejar de remover con una cuchara de madera, hasta que adquiera la consistencia de unas natillas ligeras, ya estará cuando veamo que napa bien el dorso de una cuchara. Apartamos del fuego y dejamos enfriar. Cuando ya esté frío lo guardamos en la nevera bien tapado dejándolo reposar unas horas (mínimo 6).

Pasado el tiempo de reposo batimos el queso blanco con el resto de la nata y lo añadimos a la crema de Torta del Casar, lo batimos hasta que se integre bien y vertemos la crema en la heladera para que se monte el helado.



Mientras la crema para el helado está reposando en la nevera podemos preparar la Compota de Cerezas:

150 ml. de zumo de cerezas
125 ml. de aguardiente de cerezas del Jerte
125 ml. de licor de cerezas del Jerte
150 ml. de miel de flores
1 cucharada de florecitas de lavanda
1 kg. de cerezas negras lavadas y deshuesadas
1 cucharadita de fécula de maíz

Ponemos a cocer durante 15 minutos a fuego medio-suave todos los ingredientes salvo las cerezas. Pasado el tiempo incorporamos las cerezas y cocemos diez minutos más. Ligamos un poco la salsa con una cucharadita de fácula de maíz mezclada con un poco de zumo de cerezas. Dejamos enfriar y conservamos en la nevera en un recipiente bien tapado.



Ya sólo nos queda disfrutar este delicioso helado de Torta del Casar acompañado de la compota de cerezas... ya me comentaréis cómo ha ido.







4 comentarios:

  1. Solo puedo decir "IMPRESIONANTE".

    Te felicito porque menudo postre que presentas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Como siempre muy original..me encanta!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. te está esperando... os guardo buena ración.

    ResponderEliminar